Artigo no xornal Diagonal: A Xunta avala un pesticida prohibido pola UE

No pasado mes de xuño un artigo sobre as fumigacións aparecía no xornal quincenal Diagonal. Reproducimos o artigo a continuación:

La Asociación Galega de Apicultura (AGA) denunció el 4 de abril que el Concello de Melide ha pedido autorización a los propietarios de los montes de eucaliptos para realizar una fumigación aérea con un insecticida prohibido por la Unión Europea. La plaga de un insecto que anida y seca los eucaliptos se va a combatir con un producto químico llamado cascade , cuyo componente principal es el flufenoxurón, un inhibidor de la quitina que ha sido prohibido y que tiene que dejar de comercializarse en agosto.

Contra las fumigaciones
La noticia de las fumigaciones comenzó a circular por la red y en apenas dos semanas se constituyó en Compostela la Plataforma Contra as Fumigacións: por un Futuro sen Pesticidas, formada por organizaciones ecologistas, sindicatos y asambleas vecinales. En la actualidad son más de 40 colectivos que además cuentan con el apoyo de varios partidos políticos.

La plataforma apunta que la impulsora de las fumigaciones es la patronal papelera: la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel). Estos empresarios, según la plataforma, promueven y costean las fumigaciones, con el respaldo de la Xunta de Galicia, los Ayuntamientos y asociaciones forestales que cuentan con contacto directo con los propietarios de los montes, que son quienes permiten las fumigaciones. En los últimos 70 años un gran número de hectáreas de bosque en Galicia se ha convertido en ‘un desierto verde’ de eucaliptos. Aunque estos árboles son una especie originaria de Australia, los eucaliptos se han adaptado bien al clima húmedo y templado del noroeste peninsular.

El cultivo del eucalipto ha sido promocionado en Galicia por las empresas que se dedican a la pasta del papel, con Energía y Celulosa a la cabeza, y por los sucesivos gobiernos y también por las asociaciones forestales. Esta actividad proporciona a los silvicultores [cultivadores de bosques] rendimientos económicos considerables en poco tiempo. Sin embargo, esta política ha desplazado otros aprovechamientos silvícolas tradicionales y ha provocado una pérdida de biodiversidad, sobre todo en las provincias de A Coruña, Pontevedra y el norte de Lugo.

El gorgojo del eucalipto
Pero uno de los grandes problemas de los monocultivos son las plagas. El eucalipto también tiene la suya, el gorgojo del eucalipto (gonípterus scutellatus), un insecto coleóptero que devora las hojas y los brotes jóvenes de su anfitrión. Allí donde se han implantado grandes explotaciones de eucalipto ha habido problemas con el gorgojo, así ha ocurrido en Australia y Brasil, y lo mismo ocurre desde hace unos 20 años en Galicia.

Para controlar la plaga, hasta el momento se había apostado por la lucha biológica contra el gorgojo, utilizando una avispa, anaphes nitens, que parasita las larvas del insecto e impide su desarrollo. Sin embargo, uno de los principios activos del pesticida cascade, el flufenoxurón, ha sido prohibido por la Comisión Europea, lo que impide su uso y comercialización por sus efectos, ya que es bioacumulable y tóxico. Según el dictamen europeo, la fecha límite para la comercialización del flufenoxurón es el 1 de agosto de 2012, y para su utilización el 31 de diciembre de este mismo año. Además, la metodología elegida para erradicar la plaga de insectos en los eucaliptos es también controvertida. Se pretenden llevar a cabo fumigaciones aéreas que están prohibidas según la Directiva 2009/128/CE, salvo que no exista otra posibilidad. Sin embargo, la Plataforma Contra as Fumigacións señala que sí existen otras alternativas.

Por otro lado, el empleo del flufenoxurón va en contra de las políticas puestas en marcha hasta ahora, pues este activo químico acabaría con los individuos del insecto anaphes nitens, de manera que, ante un nuevo rebrote del gorgojo, su único depredador habrá sido eliminado. Además, diversos grupos argumentan que estas fumigaciones, subvencionadas y sin coste alguno para quien cultiva el monte, están impulsadas por la empresa Basf, que comercializa el producto, en un intento de deshacerse de su stock de ese pesticida antes de que esté prohibido.

Uno de los grupos que más se han opuesto al uso de estos pesticidas son los apicultores, que denuncian la constante muerte de las abejas. Explican que en los últimos años las colmenas están desapareciendo y que se debe a la proliferación del uso de insecticidas y agrotóxicos que envenenan a las abejas. Según datos de la Asociación Galega de Apicultura, el 76% de nuestra alimentación depende de la presencia de abejas en nuestros campos y su labor polinizadora.

La Plataforma ha impulsado acciones informativas con asociaciones forestales y charlas. Además, se está llevando a cabo una recogida de firmas en internet y ya se han conseguido 86.000 que han sido entregadas a la Xunta. Partidos políticos como el BNG o Izquierda Plural han llevado al Parlamento gallego y al Congreso de los diputados iniciativas relativas a las fumigaciones. La Plataforma ha convocado una manifestación el 10 de junio en Santiago de Compostela.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *