Medio Rural xa recibiu a primeira petición para fumigar 10.000 hectáreas de eucaliptos

Esta nova apareceu hoxe en La Voz de Galicia. Advertimos de que a data da manifestación que indican é errónea! A manifestación nacional en Compostela contra as fumigacións terá lugar o domingo día 10 de xuño. Axiña publicaremos a convocatoria oficial da mesma. Atentos a este blog e á nosa páxina en Facebook e conta de Twitter:

Primera petición para fumigar 10.000 hectáreas de eucaliptos

El repunte de la plaga de gorgojo enfrenta a silvicultores y apicultores

La primera solicitud de fumigación aérea con helicópteros contra el Gonipterus scutellatus, el gorgojo que come hojas y brotes del eucalipto, está siendo analizada por el Servizo de Montes de la Consellería de Medio Rural. Un grupo de propietarios forestales quiere rociar con flufenoxurón una superficie que suma 10.000 hectáreas. No hay plazo para decidir «pero respostaremos en tempo e forma», dice la Xunta, y precisa: «Dunha primeira análise tírase que son masas de eucaliptos continuas, non dispersas, e en ningún caso situadas en espazos protexidos ou zonas sensibles, como cursos de auga».

¿Quién se opone?

Industria y propietarios forestales (sobre todo los más afectados de la franja atlántica) la quieren pero apicultores y ecologistas rechazan la fumigación aérea. La Asociación Galega de Apicultura (AGA) que dirige Xesús Asorey lidera una plataforma de 50 asociaciones y partidos que reunieron 100.000 firmas para que la Xunta no autorice los tratamientos que promueve Aspapel (Asociación de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón). Argumentan que el pesticida matará las abejas, entre otros polinizadores, y contaminará aguas y tierras. Proponen reforzar la lucha biológica, soltando más avispillas que parasiten y controlen el gorgojo. Mañana a las 12.00 se manifestarán en la alameda compostelana.

¿Por qué lo rechazan?

El flufenoxurón es el principio activo del Cascade de BASF, y su autorización en la UE caduca en unos meses. Los abelleiros dicen que la «nube tóxica» puede ser la puntilla a la desaparición de colmenas que sufren desde hace años. Una parte de los apicultores cree que matará las larvas de abejas, ya afectadas por otros insecticidas neonicotinoides que las desorientan tras ingerirlo en el polen. Aseguran que es de amplio espectro, que matará otros insectos (incluidas avispillas parásitas) y si acaba en las aguas afectaría a los anfibios. Creen que podría perjudicar la salud de las personas. Algunos micólogos también temen que pueda ser absorbido por las setas.

¿Por qué lo proponen la industria y silvicultores?

La Asociación Forestal de Galicia (AFG) y otros propietarios creen que el tratamiento químico con medios aéreos es necesario donde el gorgojo se ha desbordado, y como paso previo a la suelta de la avispilla parásita que lo mantenga a raya. En colaboración con ayuntamientos, informaron a los silvicultores para que autoricen tratar sus parcelas. Es voluntario. Francisco Dans, director de la AFG, dice no entender toda la campaña en contra desatada. «Defendemos un tratamiento integrado, químico y biológico, en montes concretos, donde el goniptero se disparó, lo que ocasiona mermas y pérdidas de rentabilidad muy elevadas». Antonio de María Angulo, presidente de la Asociación Profesional de Selvicultores Silvanus, dice que se han dado datos falsos sobre el tema, y se ha politizado: «Estamos plenamente convencidos y nuestra propuesta está a favor de la lucha biológica con Anaphes nitens, pero debemos tener en cuenta que la afección de las masas de eucalipto en algunas zonas es muy importante y para combatirla es necesaria una lucha integral que primeramente rebaje la población del gorgojo para que la suelta posterior del parásito sea efectiva y logre su objetivo, que no es otro que estabilizar las poblaciones de ambos insectos buscando su equilibrio». Remarca que el flufenoxurón es un producto legal en la actualidad «y que por cierto se utiliza también para tratamientos en las viñas, que dan uvas, es decir en productos de consumo humano».

¿Qué hará la Xunta?

AGA dice que el gancho es la gratuidad que se les ofrece a los propietarios, pero Medio Rural negó que promueva tratamientos aéreos con insecticidas, una actividad (hay unos 40 operadores y 120 pilotos en España) con normas cada vez más restrictivas. Dice que solo le compete evaluar las peticiones y emitir, si procede, la autorización administrativa, algo que no se necesita para fumigar desde tierra, como se hizo hasta ahora. La Xunta dice que apuesta por la lucha biológica y soltará un 164 % más de avispillas (en total 250.000 ootecas parasitadas) que en el 2011, aparte de las que financien los propietarios forestales.

La Voz ademais de información erroneamente sobre a convocatoria de manifestación, algo xa grave de por si, desinforma pintando o asunto como un conflito entre silvicultores e apicultores, cando unha boa parte dos silvicultores, conscientes dos graves efectos destas fumigacións, posicionáronse xa claramente en contra delas, como xa vimos publicando neste blog. Agacha tamén que organizacións ecoloxistas, o sindicato agrario SLG ademais de produtores ecolóxicos e todo tipo de organizacións sociais están en contra e fan parte desta plataforma.

Tamén reproducen a falsa teoría xa empregada pola Xunta de Galicia nas súas comunicacións ao respecto indicando que o flufenoxurón non se poderá seguir a usar «por un problema de caducidade de licencias», cando a realidade, accesible nas publicacións oficiais da Comisión Europea, é que se vai retirar polos seus demostrados efectos nocivos para o medio ambiente.

Tamén sementa a dúbida sobre os efectos tóxicos que a propia etiqueta do produto da por seguros («Una parte de los apicultores cree que matará las larvas de abejas») e sobre a opinión dos apicultores, como se estivesen dividos ao respeito.

Tampouco parecen se ter informado correctamente ao indicar «por otros insecticidas neonicotinoides», cando o flufenoxurón non é dese tipo de insecticidas.

Por outra banda din «creen que el tratamiento químico con medios aéreos es necesario donde el gorgojo se ha desbordado, y como paso previo a la suelta de la avispilla parásita que lo mantenga a raya», cando xa é coñecido que a avespa foi xa introducida nas zonas afectadas e polo tanto estará presente cando se fumigue e sufrirá os efectos do insecticida.

La Voz complementa ao artigo coas declaracións dun técnico favorable ás fumigacións, do Centro Areeiro, que ten boa parte de culpa nesta plan de fumigacións masivas por ter informado á Mesa da Madeira de que non había problema con este insecticida:

«Aquí no hay costumbre, pero se pulverizan hasta olivos y encinares»

La pulverización aérea de flufenoxurón se planteó este otoño en una Mesa da Madeira. La plaga iba a más y en febrero la Estación Fitopatolóxica do Areeiro (Pontevedra) confirmó que las puestas del gorgojo se habían adelantado un mes respecto al 2011. Los apicultores -un gran porcentaje de la miel gallega procede de la floración del eucalipto- creen que, ante la próxima caducidad de autorización para el Cascade, se buscaba «dar salida» sobre los eucaliptales gallegos a una gran cantidad de producto. Dicen que fumigar ahora, en la época de máxima actividad de las abejas y otros seres vivos, podría devenir en una catástrofe ecológica y económica. Sospechan que la fumigación por tierra del año pasado en 12.000 hectáreas de carballeiras ourensanas frente a la pulguiña, mató muchas abejas.

¿Qué dicen los técnicos? Pedro Mansilla, director de O Areeiro: «Solo recomiendo fitosanitarios registrados. De lo que hay en el mercado, este es de lo mejorcito en toxicidad, es antiquinizante, impide la muda del bicho. Se trataría al amanecer y al atardecer, y es poco peligroso para las abejas». «No estoy a favor ni en contra, pero con mermas del 20 al 30 % de madera, hay que actuar. La pulverización sería a muy bajo volumen, 200 cm3 de caldo por hectárea, casi nada, con un impacto bajísimo», dice Mansilla, cuyo centro ha producido 5 millones de avispillas parasitoides. «Aquí no hay costumbre -añade- por el clima y el minifundio, pero en Andalucía se fumiga frente a la mosca del olivo y en otros muchos lugares para combatir la plaga de tortris del encinar y así lograr las bellotas para el jamón pata negra».

Insisten de novo na suposta caducidade, agachando que a prohibición se debe a que se teñen demostrado os efectos demasiado prexudiciais para o medio ambiente do Cascade.

Pensamos que declaracións como «es de lo mejorcito» e «es poco peligroso para las abejas» que contradín o que a Comisión Europea (se é tan bo por que o prohiben?) e o propio fabricante indica na etiqueta e nas follas de seguridade do produto son inaceptables nun profesional da súa responsabilidade, máxime cando traballa nun centro financiado con fondos públicos, e que polo tanto pagan todos os cidadáns.

Os micólogos en contra das fumigacións

Os “danos colaterais” das fumigacións non sempre se teñen en conta mais xa sabemos que o flufenoxurón non ataca só ao gorgullo do eucalipto, senón que tamén lle afecta ás abellas, a outros insectos, ás aves, aos macroinvetebrados, … e tamén aos cogumelos, como denuncia a Federación Galega de Micoloxía nun artigo publicado na Voz:

Los micólogos denuncian los daños por la fumigación
Los micólogos han querido unirse a las quejas de los ecologistas gallegos respecto al anuncio de fumigaciones en zonas de eucalpitos del áre de Vigo y Pontevedra para luchar contra el gorgullo.
La Federación Galega de Micoloxía llama la atención sobre el riesgo que este material supone para los hongos y sus frutos, las setas. Según explican, existen estudios que han demostrados que los hongos son muy sensibles a la presencia de insecticidas en el medio. La situación se compilca si se tiene en cuenta que luego pueden ser consumidos por animales o por personas. Seguir lendo

Mata al bicho, pero arrasa todo: El pesticida que acaba con el gorgojo del eucalipto es letal para el suelo y el agua

Artigo de Antón Lois (Amigos da Terra) aparecido hoxe en La Voz de Galicia, edición de Vigo:

Mata al bicho, pero arrasa todo

El pesticida que acaba con el [gorgojo del] eucalipto es letal para el suelo y el agua

El bichito se llama Gonipterus scutellatus, que dicho así suena regular. Quizás no lo conozcamos personalmente aunque sí tenemos pruebas de su existencia en nuestra vecindad. No hace falta más que acercarse a un eucaliptal y fijarse en sus hojas con muestras de haber sido mordisqueadas por nuestro protagonista.

Parece poca cosa pero hasta no hace mucho resultaba imposible ver semejante cosa en Galicia. El eucalipto, como especie exótica, carecía de depredadores en nuestro entorno. El bichito llegó como polizón hace veinte años precisamente en una partida de madera importada de Sudáfrica (a donde llego décadas antes procedente de su Australia natal). Concretamente desembarcó en Marín, le gustó el panorama de las Rías Baixas, y se instaló. Ahora ya ocupa todo el noroeste peninsular. El animalillo, todo hay que decirlo, además de víctima inocente es bonito, con esa mirada entre triste y curiosa que tienen los gorgojos, esos pequeños escarabajos con una especie de trompita por nariz.

Pero sus hábitos alimenticios no son del gusto de algunos humanos. La criatura se come los eucaliptos, exclusivamente y con fruición, por lo que hace tiempo que los fabricantes de papel le declararon la guerra. Esa guerra acaba de aumentar de intensidad química estos días y como en todas las guerras modernas hay víctimas inocentes y daños colaterales.

El nuevo armamento a utilizar por tierra y aire se llama flufenoxurón, un biocida neonicotinoide que resulta letal no solo para el Gonipterus, sino para otros insectos, para el suelo, las aguas y por su carácter bioacumulativo también tóxico para los seres humanos pues se trata de un pesticida químico de síntesis que nuestros organismos no pueden eliminar.

Preocupación por las abejas

Deberíamos preocuparnos por todos los insectos polinizadores, pero especialmente por las abejas, porque ellas polinizan el 80% de las plantas con flores. Dicho de otra forma, de que las abejas sobrevivan depende el 76% de nuestra alimentación. El flufenoxurón mata también a las abejas. Por si fuera poco el pesticida se fija a las hojas con derivados de parafina, como si fuera una vela, con lo cual aumenta el riesgo de incendios en especies ya de por si víctimas frecuentes del fuego.

Por todo ello el flufenoxurón se encuentra desde el pasado año en moratoria dentro de la Unión Europea para su retirada gradual del mercado. A partir de agosto se prohibirá su comercialización y su uso definitivamente en diciembre. El más elemental principio de precaución debería aconsejar a la industria papelera y a la Xunta no utilizar un producto que por su toxicidad ya está anunciada su total prohibición para finales de este año, en lugar de aliarse con su productora, BASF, para dar salida a sus excedentes.

Apenas quedan por lo tanto seis meses para su utilización, al menos para el uso legal pero sus fabricantes cuentan con un enorme excedente de producción al que conviene darle salida cuanto antes, suponemos que a precio de oferta por liquidación, nunca mejor dicho, porque el coste en pérdida de biodiversidad no se suma a la factura final.

Fumigar Zamáns

Preocupados por ello nada menos que 40 organizaciones sociales (ecologistas, agrarias apicultores) y 7 partidos políticos promueven una plataforma contra las fumigaciones. Por supuesto Vigo, que cuenta con su porcentaje importante de monocultivos en sus áreas forestales periurbanas, está dentro de los 28 puntos de la provincia en los que se pretende fumigar, concretamente el área de Zamáns y precisamente el entorno del embalse que suministra la mayoría del agua que utilizamos. Pero en el caso de las fumigaciones, especialmente las aéreas, el punto concreto de aplicación es muy relativo pues el viento puede dispersar hasta un 60% del pesticida fuera del objetivo previsto que en este plan de fumigaciones abarca en cada una de las zonas un diámetro de 8 kilómetros.

Es un dato interesante que deberían saber las personas que viven no solamente en Vigo, sino también en todas las poblaciones de su área metropolitana. Si las ponemos en un mapa cuyo centro fuera Vigo la conclusión no es muy tranquilizadora? estamos rodeados.

Recibimos as primeiras fotos que proban que as fumigacións xa comezaron… por terra!

Proba gráfica das fumigacións con pesticida en Pazos de BorbénUn participante na Plataforma fíxonos chegar onte unhas fotografías tomadas nas plantacións de eucaliptos do monte veciñal de Cepeda, en Pazos de Borbén. Agradecemos vivamente esta denuncia gráfica e animamos a calquera persoa ou organización a nos enviaren máis probas gráficas deste atentado masivo contra o país! Esteamos cos ollos abertos a camionetas deste tipo, a helicópteros ou avionetas (ou mesmo globos ou avións teledirixidos). Sabemos que se non é por un medio van tentar fumigar por outros, así que moito ollo!

As fumigacións andan perto: o sábado 12 de maio, unha furgoneta provista dun canón nebulizador dedicouse a fumigar os eucaliptais do monte veciñal de Cepeda, en Pazos de Borbén, nunha plantación que o pasado ano sufríu un forte ataque do gorgullo Gonipterus scutellatus. Se non me confundo, estes eucaliptais están situados nunha área de monte comunal que a Xunta de Montes daquela freguesía conveniou con Norte Forestal S.A., filial de Ence. Trátase de superficies de nova repoboación, onde seguramente introduciron eucaliptos clónicos de rápido crecemento.

Sinto que a calidade das fotos non sexa mellor, o veículo estaba mui lonxe. Outras comunidades de montes da zona, como a de Pazos, negáronse rotundamente á fumigación dos seus montes, pero este non semella ser o caso de Cepeda. Neste caso a fumigación non foi aérea, pero se vos fixades ben a pouca distancia do veículo unha vaca pace pracidamente entre os eucaliptos tratados. Entre as áreas de fumigación existen zonas de grande valor ecolóxico, como o curso alto do río Alén, no concello de Mondariz. Non me extrañaria que anden a fumigar tamén por aquí, temos que estar atentos.

Para o control do noso amigo defoliador existe unha alternativa biolóxica que se ven aplicando desde hai tempo, que eu saiba con bastante éxito: unha vespiña australiana que parasita as postas de Gonipterus: Anaphes nitens. As fumigacións dos eucaliptais están polo tanto completamente inxustificadas (salvo para o lobby do eucalipto e das empresas de agroquímicos, claro).

Fumigacións con pesticida dos eucaliptos en Pazos de Borbén

Fumigacións Pazos de Borbén, pesticida eucaliptos

Fumigacións Cascade en Pazos de Borbén

La Xunta asegura que solo habrá fumigaciones «si lo piden los propietarios»

A Xunta comeza tentar desmarcarse das polémicas fumigacións diante da resposta social contraria ás mesmas, aínda que repetindo as súas coñecidas xustificacións mentireiras. O día 11/05/2012 podiamos ler na edición para o Morrazo do Faro de Vigo:

La Xunta asegura que solo habrá fumigaciones si lo piden los propietarios
Alega que el tratamiento a eucaliptos con gorgojo lo ofrece la Asociación de Fabricantes de Papel y no es un plan del Gobierno autonómico

FRAN G. SAS – MOAÑA La inclusión de zonas de los Montes do Morrazo como susceptibles de recibir las fumigaciones aéreas con flufenoxurom provocó una tormenta de reacciones en los últimos días. La Plataforma en Defensa dos Montes do Morrazo rechazó este plan y asegura que se trata de un producto altamente tóxico que, aunque luche contra la plaga del gorgojo del eucalipto, dañará a otras especies de flora y fauna, a los cursos de los ríos e incluso afectará a varios núcleos habitados. La Consellería de Medio Rural, sin embargo, se defiende y alega que no se trata de un plan de fumigaciones del gobierno autonómico, sino que parte de la Federación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón. Ellos se dirigen a los comuneros o propietarios de plantaciones de eucaliptos ofreciendo el servicio. La Xunta lo que hace es estudiar cada solicitud y autorizar, en su caso, las fumigaciones aéreas.

De momento no se ha solicitado ninguna en toda Galicia y desde Medio Rural apunta que únicamente se fumigará en aquellos lugares en donde los dueños los soliciten expresamente. Las tres comunidades de montes de Moaña ya rechazaron esta solución y aseguran que seguirán por la vía de sustituir el eucalipto infectado por otras especies como los pinos.

Sobre la toxicidad del flufenoxurom la Xunta asegura que, al menos hasta final de año, es un producto legal que puede comprar cualquier particular, y alega que se dejará de vender por un problema relacionado con las licencias. A partir de 2013 ya no se podrá usar este compuesto químico.

Fuentes oficiales de Medio Rural entienden que no comporta ningún riesgo para personas ni otras especies de árboles y añaden que incluso se utilizó para acabar con plagas que afectaban a robles en la provincia de Ourense y en el sur de la de Lugo. “Ademais as concentracións son moi baixas. Sería un vaso de flufenoxurom diluído con auga por cada hectárea de terreo”.

Colectivos ecologistas alertan de que el área susceptible de sufrir estas fumigaciones en la península do Morrazo afectaría sobre todo a zonas de Moaña, Marín y Vilaboa. Delimitan una circunferencia de ocho kilómetros de diámetro.

(As ligazóns para ampliar información non viñan na noticia orixinal senón que as engadimos nós.)

Denuncian el uso de fumigantes tóxicos en O Morrazo

Noticia aparecida onte día 9 en La Voz de Galicia (ed. dixital Vigo):

La plataforma en Defensa de los Montes de la comarca ha denunciado una campaña de fumigaciones masivas de eucalipto con medios áereos en la zona

La plataforma en Defensa dos Montes do Morrazo ha denunciado una campaña de fumigaciones masivas de eucalipto con médios aéreos en la zona. Según explican, la lucha para eliminar el gurgullo en las plantaciones de eucaliptos está detras de este tratamiento, que los implicados acusan de tóxico.

Según explican desde la plataforma la medida afectará a áreas naturales como Outeiro de Campolongo, Monte Cernello, Montes de Ardán, Penizas, Lourizán, Salcedo y al propio LIC de la Ensenada de San Simón, llegando incluso a estar próximo a núcleos de pobalción humana.

«Esa substancia agrotóxica é persistente e bioacumulable, está detrás da progresiva desaparición das abellas como especie produtora e polinizadora en Galicia, e ten efectos moi negativos no ambiente acuático», relatan desde la comarca.

Tamén foi trasmitida a nota polo Faro de Vigo:

Ecologistas alertan de que la Xunta incluye a la comarca en su plan de fumigaciones aéreas
Zonas del espacio natural Montes do Morrazo se verían afectadas por un tratamiento químico agresivo

FRAN G. SAS – O MORRAZO La Plataforma en Defensa dos Montes do Morrazo alertó ayer de que terrenos forestales de la comarca se encuentran incluidos en la campaña de fumigaciones masivas con medios aéreos que la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón, en colaboración con la Consellería de Medio Rural, pretende realizar en distintas zonas de Galicia. El objetivo de la campaña es luchar contra la plaga de Gonipterus scutellatus (o gorgojo) que afecta a las plantaciones de eucaliptos e impide su crecimiento al atacar a las hojas. Un problema que los montes gallegos sufren desde hace años.

Defensa dos Montes se une a otros colectivos ecologistas para criticar que se utilizará un producto “altamente tóxico”, de la marca Cascade y cuyo componente es el flufenoxurom, una sustancia biocida que fue catalogada como dañina por la Unión Europea y cuya venta se prohibirá a partir del 1 de agosto.

La sustancia, persistente y acumulable que según el colectivo está detrás de la desaparición de las abejas –especie productora y polinizadora en Galicia– se suministraría a buena parte de los montes de Domaio, Marín y Vilaboa, incluyendo áreas como el Outeiro de Campolongo, Monte Cernello, Montes de Ardán, masa forestal de Lourizán y la propia ensenada de San Simón.
Se incluyen bajo la “zona de tratamiento químico” número 58 de las 69 áreas en las que la Xunta dividió las zonas más afectadas por el gorgojo del eucalipto. Se delimitó un área circular de ocho kilómetros de diámetro.

De momento todavía no hay fumigación autorizada y el compromiso de la Xunta es no afectar espacios naturales incluidos en la Red Natura.

Tras alertar de que una fumigación aérea de este tipo tendría efectos negativos en el medio ambiente y acuático, afectando incluso a la fauna, la Plataforma recuerda que los Montes do Morrazo no solo tienen eucaliptos. sino que también existen zonas de roble y alcornoques, así como el nacimiento de los principales ríos de la comarca. Resaltan también la importancia ornitológica, humedal y marina del fondo de la ría de Vigo.

En este sentido, apuestan, como ya llevan años haciendo las juntas de montes comunales de Moaña, por la sustitución paulatina de los eucaliptos por plantaciones forestales con otras especies. El pino es el más utilizado por los comuneros, pero también se plantan especies frondosas.

Un riesgo para zonas habitadas y fincas con cultivos

En su intento de alertar sobre las consecuencias que tendría esta fumigación, –a la que no se acogerán las comunidades de montes– la Plataforma en Defensa dos Montes apunta que también se verían perjudicadas zonas de fincas con cultivos e incluso núcleos habitados, debido a la gran dispersión de la población en O Morrazo y a que “un 60% das fumigacións aéreas adoitan cair fóra e a quilómetros do seu obxectivo”.

Entre los núcleos de población incluidos en el área de tratamiento químico se encuentran Marín, Mogor, San Adrián, Santa Cristina de Cobres o San Lourenzo. Las parroquias de Meira, Cela y el resto de la de Domaio “poderían verse afectadas perifericamente”.

Intereses económicos
Para los ecologistas no existe ninguna duda de que tras la actuación prevista se ocultan intereses económicos por parte de la patronal de la industria de pasta de papel, y señalan a la empresa de Pontevedra Ence. “Detrás está a continuidade da política de fomento do monocultivo alóctono de eucalipto”, responsable de la propia plaga de gorgojo pero también de la pérdida de biodiversidad del déficit hídrico e incluso de la propagación de incendios forestales, como especie pirófita que es.

A Sociedade Galega de Ornitoloxía tamén advirte á Xunta sobre o plaguicida Cascade

Piden la retirada de un biocida para eucaliptos

La Sociedade Galega de Ornitoloxía ha pedido a la Dirección Xeral de Conservación da Natureza y a la Consellería do Medio Rural e do Mar que informen negativamente sobre el uso del plaguicida Cascade

La Sociedade Galega de Ornitoloxía ha pedido a la Dirección Xeral de Conservación da Natureza y a la Consellería do Medio Rural e do Mar que informen negativamente sobre el uso del plaguicida Cascade, para combatir el gorgojo en las plantaciones de eucalipto. La entidad recuerda que la Comisión Europea acaba de prohibir la utilización de esta sustancia y ha establecido en febrero de este año la fecha límite para su comercialización. El uso del biocida afectaría, a juicio de los ecologistas, a «multitude de organismos».

Fonte: La Voz de Galicia