O Valedor do Pobo europeo investigará se a Unión Europea está tomando medidas para frear a morte das abellas

El Defensor del Pueblo europeo, Nikiforos Diamandouros, ha iniciado una investigación para aclarar si la Comisión Europea ha tomado las medidas necesarias para frenar la alta mortalidad en las colonias de abejas en la Unión Europea, un problema cada vez más frecuente y que podría estar relacionado con el uso de determinados pesticidas.

El caso responde a las quejas del Colegio austríaco de Defensores del Pueblo que acusa a Bruselas de omitir “nuevas pruebas científicas” que apoyan limitar el uso de algunos insecticidas por su impacto en las poblaciones de abejas, según explica Diamandouros en un comunicado.

El Ejecutivo comunitario tiene ahora hasta el próximo 30 de junio para presentar su posición al Defensor del Pueblo europeo.

En concreto, el Colegio austríaco recuerda que la Comisión reconoció en 2011 la toxicidad de los pesticidas neonicotinoides, aunque mantuvo el permiso de utilizarlos si el tratamiento se limitaba a “niveles no nocivos”.

Pero los denunciantes consideran que Bruselas no ha tratado el problema de manera adecuada y le piden que atienda a las nuevas pruebas científicas y tome medidas adecuadas como, por ejemplo, revisar la autorización de las sustancias sobre las que hay dudas.

Las reglas europeas sobre pesticidas permiten el uso de determinados plaguicidas conocidos como neonicotinooides para la protección de las plantas y prevén que se active un proceso de examen si aparecen nuevos indicios que apunten que las sustancias ya no cumplen con los criterios de aprobación fijados.

Según indica el Defensor del Pueblo europeo, los demandantes insisten en que la opinión de los apicultores y nuevos datos científicos sugieren que ciertos nicotinoides habrían llevado al aumento de la mortalidad de las abejas en estos últimos años.